Cómo hacer centros de mesa para fiestas divertidos y originales

Hacer decoraciones caseras para fiestas no es tan difícil como parece. Te mostramos cómo reciclar un viejo molde para tortas y un candelabro para transformarlos en un lindísimo centro de mesa, ideal para agregar un toque de estilo a cualquier cena o reunión.

Con un poquito de amor y atención, los moldes para tortas viejos pueden convertirse en centros de mesa muy sofisticados. Unidos a la parte superior de un candelabro, aportan un toque moderno a la mesa y son ideales para colocar flores, frutas o cualquier otra cosa que combine con la decoración de tu fiesta.

Vas a necesitar:

  • Cif Crema 
  • Un paño tipo Ballerina
  • Pintura de color blanco brillante 
  • Plantines de suculentas, flores o velas
  • Un molde redondo para tortas 
  • Un candelabro viejo 
  • Taladro 
  • Destornillador
  • Tornillos 
  • Gafas y guantes protectores para taladrar.
Decor_Step1


Paso 1: Limpiá el candelabro y el molde para tortas

La cera suele ser difícil de limpiar, pero con Cif Crema la eliminás enseguida. Aplicá una gota sobre un paño tipo Ballerina húmedo y limpiá la cera del candelabro en una sola pasada antes de enjuagar. Repetí el proceso para limpiar el molde para tortas. Luego, secá con un repasador y ya tenés todo listo para empezar a reciclar. 

Decor_Step2


Paso 2: Perforá el molde para tortas y el candelabro

Usá las gafas y los guantes protectores para taladrar. Hacé un orificio en el centro del molde para tortas y otro en el candelabro. Los agujeros deben estar justo en el medio y alineados entre sí de modo que puedas unir ambas piezas para armar el centro de mesa. 

Decor_Step3


Paso 3: Fijá la parte superior en la base 

Sin sacarte las gafas y los guantes protectores, usá el tornillo y el destornillador para unir el candelabro al molde para tortas. Ajustá bien el tornillo para asegurarte de que el centro de mesa quede firme.

Decor_Step4


Step 4: Pintá tu obra maestra

Una vez que el centro de mesa esté bien atornillado, comenzá a pintar. En este caso, elegimos blanco, pero vos optá por el color que mejor combine con tu casa. Protegé el área de trabajo con papel madera o diario y utilizá una brocha grande para cubrir la mayor superficie posible en una sola pincelada. Quizás necesites más de una mano de pintura para un acabado parejo. 

Decor_Step5


Paso 5: Decorá el centro de mesa

Elegí las decoraciones que más te gusten para completar tu nuevo centro de mesa. Los plantines de suculentas, las flores y las frutas quedan muy bien, pero elegí lo que creas que combina mejor con el estilo de tu vajilla y cristalería. 

La próxima vez que organices una cena con amigos, impresionalos con este centro de mesa para fiestas. Agregá frutas llamativas y flores para dejar tu mesa como recién salida de una revista de decoración.

Esta idea para hacer un centro de mesa es simple, lleva poco tiempo y es útil por más de un motivo: además de verse increíble y súper elegante, seguramente va a ser el tema de conversación en tu próxima reunión.

Si ya hiciste tu centro de mesa, nos encantaría ver cómo quedó y en qué lugar elegiste ponerlo. Compartí la foto en nuestra página de Facebook para que otras personas también se animen a reciclar. 


TOP